14. La palabra en la física cuántica.

LA PALABRA

Mis palabras crean mi realidad

Ser impecables con las palabras

No solo las que hablo, sino las que escucho . Por lo tanto , soy impecable con mi creación y con mi elección de la paz. Las palabras construyen la paz que elijo. Cada palabra expresa un pensamiento que tiene energía.
Cada palabra crea . Lo que digo, crea esa realidad. También crean las palabras de miedo y la duda que expreso.
Tomo consciencia de eso. Lo uso a favor. Dando certeza a mis palabras y sobre todo ¡a mis pensamientos!
Cuando escucho también, estoy recibiendo una energía que crea. Si distorsiono el mensaje, se generará conflicto. Por lo tanto, limpio mi escucha. Soy impecable en ella. Limpio juicios y estoy presente para la comunicación. Recibo al otro con mi mente, mis oídos y todo mi ser, con cada poro, con cada célula, para tener una escucha impecable.
Cuando hablo, cuando pienso, cuando escucho, estoy creando e intercambiando potenciales. Por lo tanto, cada potencial queda creado para ser tomado por mi o por alguien más. Tomo consciencia de cuántas dudas y miedos he creado, cuántos malos entendidos, cuántas veces generé con mi escucha conflictos, cuántas veces
quedaron conflictos latentes…
Hoy a la noche, entrego al doble los potenciales “negativos” que pueda haber creado con mis palabras , las dichas, las no dichas y las escuchadas. Pido que las limpie. Y comienzo a partir de hoy con la impecabilidad de mi palabra.
¡Hecho está!

DALE PODER A TUS PALABRAS

¿Cuáles son las palabras que usás habitualmente? ¿Solo hablás o creás através de ellas?
Cuando sabemos que cada palabra tiene poder, descubrimos que en nuestra boca, y en nuestros pensamientos tenemos la llave para cambiar nuestra vida.
Hay palabras que crean y otras que destruyen… Palabras que crean, llaves que abren puertas, crean puentes hacia las personas, disuelven conflictos, cambian una realidad…
Palabras a las cuales no hay que darles entidad, porque cuando se las damos nos destruyen…
Si en lugar de hablar de enfermedad, hablamos de la salud. Si en lugar del miedo, hablamos de la confianza, si en lugar del conflicto solo hablamos de la comunicación… Si en lugar de la violencia ¡solo hablamos de la paz!
Y me dirán, que eso es negar la realidad… Justamente se trata de darnos cuenta de que la “realidad” ¡la construimos nosotros a través de nuestras palabras!
Si en lugar de decir “estoy enfermo”, dijeras, “estoy restaurando mi salud, estoy cada día más cerca de sanarme, me veo sano, ¡sé que mi cuerpo está sano!”
¿Qué emociones generan una u otra palabra? En la primera, queja, agobio, declaro algo inmutable, con poder por encima de mi…. En las siguientes, creo palabras de confianza, de esperanza, de certezas. Las emociones, así como generan síntomas cuando no las expresamos, también nos sanan cuando nos dan confianza y amor… ¡Hay un maravilloso y complejo sistema biológico que va asociado a las emociones!
Está en nosotros, activar el del estrés o el de la sanación.

¿Cuál elegimos? ¿Qué palabras vamos a elegir para crear la vida que queremos?
Elijo TE AMO, GRACIAS, PERDÓN, TE COMPRENDO, ELIJO, DECIDO, PAZ, SALUD, ALEGRÍA, PLENITUD… ¿Cuáles elegís ?¿Cuál decidís? Que tengas un día de maravillosos “decires” y poderosos pensamientos y
palabras coherentes con ellos.

EJERCICIO: Ya hemos observado nuestras palabras anteriormente.Realizamos una nueva observación.
Observo las palabras que utilizo durante el día.
¿Cambiaron desde el inicio de la formación?
¿Qué observo con este cambio?
¿Qué poder le doy ahora a mis palabras?
¿Cuáles aún podría cambiar?

Ir arriba